Los jóvenes sobre la reforma de la contratación laboral: «¿Empleo temporal? Algo es algo»

09
Ene, 2012

¿Qué es mejor, tener trabajo -aunque sea temporal- o quedarte sin él simplemente porque ya llevas determinado tiempo en la misma empresa? Ésta es la doble visión que se desprende del Real Decreto-Ley aprobado este viernes en el Consejo de Ministros y que tiene como medida estrella la suspensión, hasta 2013, del límite al encadenamiento de contratos temporales. El objetivo: crear empleo, sea en las condiciones que sea.

Tras su aprobación el Gobierno permitirá que se encadenen varios contratos temporales los próximos dos años sin límite alguno. Es decir, que se elimina el tope de 24 meses para ir vinculando este tipo de convenios. Con un efecto prácticamente inmediato se suspenderá el artículo 15.5 del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.

Ana (nombre ficticio) tiene 28 años y está estudiando una carrera. Mientras termina sus estudios superiores trabaja en unos grandes almacenes en los que -en un breve plazo de tiempo- cumplirá un año de contrato, un contrato de carácter temporal debido a una sustitución.

En principio la renovarían por otro año, y al cumplir los 24 meses, la empresa tendría la obligación de hacerle un contrato fijo. Hasta ahora. Con la nueva normartiva al cumplir los dos años de contrato en la misma empresa, ésta ya no estará obligada a hacerle fija.

“No es el trabajo de mi vida, pero si me hicieran indefinida sería estupendo, aunque no tengo muchas esperanzas, en mi empresa hace mucho tiempo que no hacen ese tipo de contratos», explica. «Yo creo que va a crear empleo pero empleo precario, lo que va a hacer es tapar agujeros», opina.

El Gobierno asegura que la nueva normativa servirá para crear más empleo. El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, ha defendido durante la rueda de prensa en la que se han presentado las medidas que prefiere «un trabajador temporal que un parado».

“Si se aplica la nueva normativa no me harían fija, pero por lo menos no me echarían y tendría trabajo, aunque fuera temporal. En cambio, si no se aplica, lo más seguro es que no me renovaran y contrarían a otra persona temporalmente para ahorrarse tener que hacerme fija», cuenta Ana. «Creo que la reforma es un mal menor».

“Digamos que estoy de acuerdo al 50%. Será un trabajo más temporal, más precario y probablemente peor remunerado, pero por otro lado, sino, te vas a la calle», opina Ana. “La cuestion no es si haces bien tu trabajo o no, sino de si llevas determinado tiempo en la empresa», comenta.

Hay muchos casos en los que la propia empresa justifica abiertamente el motivo de la no renovación de un contrato temporal, como es el caso de Lucía, una joven madrileña que trabaja en la recepción de un gimnasio, explica «A mi me lo dijeron claramente, no te renovamos porque si no te tenemos que hacer fija».

Algunos jóvenes creen que la reforma de la contratación temporal les va venir bien. Es el caso de Tamara Pérez Arévalo, lleva trabajando cuatro meses como dependienta en una conocida tienda de ropa, tiene un contrato de seis meses y con expectativas de una renovación de otros seis, «Como ya no tienen la obligación de hacerme fija, no les hará falta despedirme».

«En mi empresa cuando cumples el año o te hacen fija o te echan», cuenta Tamara. «Creo que en mi caso concreto la reforma me vendrá bien, ya que como ya no tienen la obligación de hacerme fija, no les hará falta despedirme y podría seguir trabajando aunque sea con contratos de seis meses en seis meses», añade.

Mª Carmen Polo es otra de las jóvenes «resignadas» ante la díficil situación laboral. Estudió arquitectura técnica y acabó la carrera justo cuando empezó a desplomarse el ‘boom’ inmobiliario. Como Mª Carmen, muchos jóvenes españoles nunca han llegado a trabajar en aquello para lo que estudiaron.

«Mi último contrato fue en una tienda de ropa, me contrataron por dos meses, luego otro mes y después me ampliaron otros dos meses, después de eso no me renovaron más», cuenta.

«Ahora, según están las cosas, algo es algo, aunque sea temporal por lo menos tienes la seguridad de que tienes trabajo por unos cuantos meses, aunque con este tipo de contratos ni nos podemos ir de alquiler ni pedir una hipoteca. ¿Quién te va a dar un crédito con esta inestabilidad laboral?», se pregunta Mª Carmen.

La medida que limita la temporalidad -en vigor desde 2006- nació con la pretensión de crear trabajo fijo, pero en la mayoría de los casos no lo ha logrado. En muchas ocasiones, el empresario optaba por la no renovación e incorporaba, en su caso, a otro empleado diferente, y si podía con un coste inferior.

Precisamente este es el argumento que ha utilizado el minisitro de Trabajo, Valeriano Gómez, para justificar esta reforma. En una entrevista en RNE, ha puntualizado que no se elimina ese límite sino que se suspende durante un tiempo porque, según ha dicho, muchos empresarios no renovaban contratos si éstos debían convertirse en indefinidos. «En este momento lo importante es fomentar el empleo y este límite puede ser un obstáculo», ha añadido.

Pero ¿hasta que punto era real que las empresas hacían fijos a sus trabajadores al cumplir los dos años? Según los datos que maneja el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) de los 30.816 contratos que se hicieron el pasado mes de julio, solo 6.889 fueron convertidos en indefinidos.

«Hemos observado que muchas empresas e instituciones públicas importantes no renuevan los contratos temporales si con esa renovación se incurre ya en la regla de que a la próxima tendrá que convertir a ese trabajador en indefinido», ha explicado el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez.

La precaria situación actual del empleo ha llevado a que los jóvenes españoles se hayan resignado ante la utópica idea de conseguir -algún día- un trabajo fijo, pero como piensa una gran mayoría de ellos «en tiempos de crisis, algo es algo».

Servicios

Excelencia en el servicio y la satisfacción del cliente

Quiénes somos

Nuestros profesionales, mantienen una relación directa con sus clientes en todo momento.

Contacto

Yuste Assessors-especializado en el Asesoramiento integral a empresas

Copyright © Yuste Assessors | IndianWebs