Las empresas familiares tienen previsto aumentar sus ventas en el 2018

Tener una empresa familiar no es nada sencillo. Hace falta tener en cuenta varios indicadores con el fin de tener muy en claro cuáles son aquellos objetivos o necesidades que se esperan para poder tener el éxito esperado.

Uno de los factores que hace prever este aumento es que un porcentaje muy alto de empresas familiares mantuvieron su plantilla durante el año 2017. Eso, sumado a que ha habido inversores hace que sin lugar a dudas se transformen en datos más que positivos y alentadores de cara a este nuevo año.

Dentro de las expectativas de las empresas familiares, según una encuesta realizada por la empresa KPMG se encuentra el poder tener un aumento de sus ventas netas comparado con el año anterior y junto con ello una mayor facturación.

El aumento de las ventas dependerá en gran medida de la demanda del mercado y de poder llegar al público objetivo así como también de lanzar nuevos productos acorde a lo que se busca en cada caso.

Por otro lado, otro de los grandes objetivos en este punto es el poder tener presencia en el exterior en los próximos doce meses y así ampliar su público objetivo y con ello las ventas esperadas.

Y todo lo anterior se debe al hecho de ser parte de una economía mucho más globalizada la cual es un punto a favor si se sabe administrar de forma adecuada en todos los casos, permitiendo así que se llegue con la empresa familiar a buen puerto.

Está claro que la mejora de la rentabilidad y el aumento de la facturación no es algo que se dará a corto plazo pero si son los objetivos marcados y por los cuales las empresas familiares lucharán en los meses venideros de este año 2018.

Recordamos de la importancia de poder tener un asesoramiento adecuado así como una administración eficiente en la empresa familiar.

Post Tagged with

Comments are closed.