La renta no residente: ¿Cómo funciona?

Hay muchas personas que aunque no vivan en España, aún así tienen obligaciones fiscales en la misma. Se trata de la Renta No Residentes. Durante los últimos tiempos ha habido una modificación en el artículo 5 de la Ley de Impuesto sobre la Renta de No Residentes, por lo que las cosas han cambiado y hay que asesorarse muy bien para no cometer errores y no tener que pagar una multa por no haber hecho dicha declaración a futuro.

Cuando un residente resida en la Unión Europea o en el Espacio Económico Europeo, tienen un gravamen general del 19%. El resto de contribuyentes que vivan en otro territorio, entonces el gravamen será del 24%.

A pesar de esto, que se trata de algo general, existen algunos casos específicos que van a variar de acuerdo al tipo de renta que se tenga. Por ejemplo, si lo que se perciben son pensiones o prestaciones similares que no superen los 12 mil euros al año, será de un 8%. Cuando va de 12 mil a 19 mil será de un 30% y así sucesivamente.

Los rendimientos de trabajo tienen un gravamen que es del 8%. Cuando estos rendimientos vienen de operaciones reaseguro entonces hay un tipo impositivo del 1,5%. Si es un rendimiento de trabajo por un contrato determinado de trabajadores extranjeros por temporada es del 2%.

Pero ¿Cuándo debo de hacer la Renta no Residente?

Son muchas las dudas que surgen al respecto. Por eso es que hay que leer muy bien el artículo 13 de la Ley de Impuestos sobre la Renta No Residentes en donde se marca cada uno de los casos que se consideran en el territorio español como por ejemplo:

  • Rentas de actividades o explotaciones económicas
  • Rendimientos de trabajo
  • Pensiones y prestaciones
  • Retribuciones de administraciones o miembros de la administración
  • Dividendos y rendimientos
  • Rendimientos de bienes inmuebles
  • Ganancias patrimoniales
  • Cánones

En los casos en que se cumpla alguno de estos requisitos, entonces sí que se tendrá que hacer la renta no residentes. Para ello, hay que ver los plazos que se marcan cada año y hacerlo en ese plazo estipulado, de lo contrario, se corre el riesgo de tener una multa que podría llegar a ser bastante alta según la gravedad del asunto.

Lo mejor que puedes hacer es tener el asesoramiento de personas que saben al respecto y que te guíen cómo hacer la renta no residente adecuadamente.

Post Tagged with

Comments are closed.