La crisis golpea con saña el mercado laboral español

03
Dic, 2008

Dicen que las comparaciones son odiosas. En el caso del paro en España, sin duda, esa afirmación es cierta. No es la única economía avanzada donde el desempleo sube con fuerza, pero sí es donde lo hace con más saña. Al acabar diciembre de 2007 la tasa de parados era del 8,7%. Este octubre, del 12,8%, según la estimación de Eurostat, que elimina las distorsiones por días festivos y otros efectos estacionales. 4,1 puntos de diferencia que elevan a España al podio del desempleo en la zona euro, la Unión Europea y la OCDE (la organización de los países desarrollados), tanto en tasa de paro como en la intensidad del ajuste del mercado laboral.

Alemania, cuya economía ya está en recesión tras dos trimestres de contracción, consiguió en octubre que el paro retrocediera respecto a finales del pasado año 0,6 puntos. Japón, con una coyuntura económica similar, también lo ha recortado el 0,1. Dinamarca, Holanda o Bélgica sufren el golpe del frenazo económico, pero todos han conseguido arañar unas décimas a la tasa de desempleo. En la otra cara de la moneda están los países de Europa del Este. Allí la fiesta acaba de comenzar. Polonia tiene un 6,4% de tasa de paro, pero partía el año con el 8,3%. Eslovaquia ha registrado el 10%, cuatro décimas menos.

Y en el caso de los países que ven crecer las colas en las oficinas del paro, en ninguna otra economía avanzada se está viviendo al ritmo español. Irlanda, milagro económico durante los últimos 10 años gracias al tirón tecnológico (su PIB crecía a un ritmo medio del 6,9%), es el segundo país donde el mercado laboral ha sido más duramente golpeado por la crisis. También allí viven la resaca del ladrillo. Pero frente a la tasa del 12,8% española, en Irlanda arrastran una del 7,1%, tras un alza en 11 meses de 2,4 puntos.

En Reino Unido donde también ha explotado la burbuja inmobiliaria, han contenido la subida del desempleo en 0,7 puntos.

Si en lugar de hablar de tasa, acudimos al número de nuevos parados cada mes, Estados Unidos e Irlanda acompañan a España a los puestos más altos. En el caso del país norteamericano, en octubre, último dato publicado, 603.000 personas se sumaron a las listas de desempleo, lo que supuso un incremento interanual del 38%. En el caso de Irlanda, en septiembre se añadieron 160.000 personas, un 50% por encima de un año antes, cuando aún vivían en el sueño del trabajo para todos.

Este mes de noviembre, en España se han añadido 171.243 parados a las listas, lo que supone un alza del 42,7% anual. Los tres países se están llevando los bocados más grandes de la crisis. Y para los tres, las perspectivas son poco halagüeñas.

Según la previsión de la OCDE, la media de paro en España será al final de 2008 del 10,9%, gracias a que las tasas más bajas de la primera mitad del año amortizarán los saltos finales. Para 2009 podría llegar al 14,2%. En el caso de Irlanda, al 7,9% y en el de Estados Unidos al 7,3%. Para todos, el pleno empleo es un sueño cada vez más lejano.

FUENTE: El País
Fecha de Publicación: 03-12-2008

Servicios

Excelencia en el servicio y la satisfacción del cliente

Quiénes somos

Nuestros profesionales, mantienen una relación directa con sus clientes en todo momento.

Contacto

Yuste Assessors-especializado en el Asesoramiento integral a empresas

Copyright © Yuste Assessors | IndianWebs