El paro se alivia con el empleo temporal de Semana Santa

08
May, 2011

Es un buen dato, aunque no debemos lanzar las campanas al vuelo». Así resumió la secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, las cifras de paro registrado y de afiliación. Resulta innegable que la estadística muestra una mejoría que se explica por el efecto de Semana Santa, que disparó las contrataciones en el sector servicios y en la hostelería en particular.

Así, el número medio de afiliados a la Seguridad Social aumentó por segundo mes consecutivo en 81.447 ocupados en abril. Se trata del mejor dato desde mayo del año anterior y el mejor mes de abril desde 2006. Actualmente, en España cotizan en la Seguridad Social 17,4 millones de personas. La mayoría de altas en el régimen general, el 76,2%, se produjo en el sector de la hostelería. Ello, según el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, ilustra el éxito de esta Semana Santa. Así, no es extraño que los mejores datos se registren tanto en Baleares como en Canarias y en las zonas costeras como Andalucía o Cataluña. Solo Aragón y La Rioja perdieron afiliados en abril.

Sin embargo, los datos desestacionalizados (que suprimen los efectos del calendario en la estadística) reflejan un crecimiento menor, de 13.800 nuevos afiliados. Ello indica que la mejora en el mercado laboral se explica casi exclusivamente por la Semana Santa, que este año cayó en abril y el año pasado se inició a finales de marzo. Esta diferencia entre las cifras originó un rifirrafe dialéctico en el Congreso entre el Gobierno y el PP. Con todo, el ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, apuntó que sin el lastre de la construcción, que en abril registró una pérdida de 13.409 afiliados, España ya estaría creando empleo neto. En cualquier caso, Granado señaló que los primeros datos de mayo ya indican que este mes también se incrementarán el número de altas en la Seguridad Social.

Junto a la afiliación, los datos de paro confirman la mejoría. En abril, el número de desempleados se redujo en 64.309 personas hasta los 4,2 millones. El descenso fue más acusado entre las mujeres (35.532) que entre los hombres (29.777). Históricamente, este mes suele registrar una caída de desempleados, una verdad que solo se rompió en 2008 y 2009. En cualquier caso, los datos de abril de este año son los mejores desde el mismo mes de 2006.

Mari Luz Rodríguez destacó que el descenso en el número de parados se produjo en todos los sectores de actividad. Eso sí, el sector servicios fue el que registró los mejores datos. Por este motivo, los datos desestacionalizados muestran una realidad muy distinta. Eliminando los efectos de Semana Santa, el paro se incrementó en abril en 7.200 personas. Es decir, el mercado laboral español aún está en la UVI. En este sentido, Granado indicó que toda mejora del empleo debe venir precedida de un avance significativo de la actividad. De momento, en el primer trimestre, el Gobierno ya ha anunciado que prevé solo un «leve crecimiento» del PIB.

Por otro lado, uno de los principales objetivos de la reforma laboral que entró en vigor septiembre no se está logrando y los contratos indefinidos representan un minoría. En abril, se firmaron un millón de acuerdos laborales, un 7% menos que el mes anterior, y el 90,98% de estos fueron temporales. El número de indefinidos ascendió a 96.242, un 13,3% menos que en marzo. Por otra parte, el contrato de fomento de la contratación indefinida, elemento estrella de la reforma laboral, sigue sin ser utilizado masivamente. Solo se rubricaron 16.340 nuevas altas bajo ese epígrafe, un 20% menos que en el mes anterior.

En cualquier caso, Granado indicó que en un momento de incertidumbre como el actual resulta lógico que los empresarios opten por los contratos temporales, a la espera que la recuperación económica se afiance. La conversión de contratos temporales a fijos cayó un 11,% hasta los 33.243 acuerdos.

Si bien los datos de abril abren las puertas a un cierto optimismo, los agentes sociales optan por la cautela. Comisiones Obreras resalta que la reducción del paro es estacional. «Un mes más se puede comprobar que la reforma laboral del Gobierno sigue sin reducir la temporalidad injustificada y sin mejorar la contratación indefinida», lamentó ayer en un comunicado el mayor sindicato español.

Desde la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), su presidente, Lorenzo Amor, también alertó de la caída de las contrataciones indefinidas, aunque reconoció que abril fue en términos generales un buen mes. Con todo, recordó que la caída del desempleo solo se produce en tasas intermensuales. De hecho, en términos interanuales, el número de desempleados aumentó en 126.935, un 3,06% más. Aun así, se trata del incremento más bajo desde noviembre del año 2007. Por otro lado, las nuevas altas se redujeron un 0,99% respecto al mes de abril del año anterior. En cualquier caso, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) experimentó un crecimiento en la afiliación de 8.718 cotizantes en abril hasta alcanzar los 3,1 millón de trabajadores por cuenta propia. Sin embargo, en los últimos doce meses, este colectivo se ha reducido en 39.100 personas.

La secretaria de Estado de Empleo destacó que siete de cada diez desempleados cuentan con prestaciones o subsidios. En marzo, 3,1 millones de desempleados del total de 4,26 millones registrados accedieron a algún tipo de ayuda pública. Si bien se trata de una cifra muy elevada, representa un 8% menos que en marzo del año anterior. Ello se traduce en un menor gasto en prestaciones por parte de la Seguridad Social, que alcanzó los 2.564 millones en marzo frente a los 2.845 millones registrados el mismo mes del año anterior.

FUENTE: Cinco Días
Fecha de Publicación: 05-05-2011

Servicios

Excelencia en el servicio y la satisfacción del cliente

Quiénes somos

Nuestros profesionales, mantienen una relación directa con sus clientes en todo momento.

Contacto

Yuste Assessors-especializado en el Asesoramiento integral a empresas

Copyright © Yuste Assessors | IndianWebs