El FMI pide a Rajoy que suba ya el IVA y baje los sueldos a los funcionarios

17
Jun, 2012

El Fondo Monetario Internacional pone deberes al Gobierno de Mariano Rajoy. El organismo dirigido por Christine Lagarde le pide dos medidas que aplicó el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y que el PP criticó con dureza desde la oposición. El Fondo reclama al Gobierno que suba ya el IVA (y los impuestos especiales) en lugar de esperar a 2013 y que apruebe lo antes posible una nueva bajada en el sueldo de los funcionarios para reducir el déficit. De otro modo, advierte, España sobrepasará “significativamente los objetivos” marcados en su plan de estabilidad y que el Ejecutivo se ha comprometido a cumplir.

Con los mercados pendientes de cualquier detalle relacionado con España, y en la víspera de otro fin de semana crucial para el euro, el FMI publica su análisis anual sobre la economía española. E insiste en lo evidente: “Las perspectivas son muy difíciles”. “La economía se encuentra en medio de una recesión con recaída sin precedentes, con el desempleo en niveles ya inaceptables, la deuda pública en rápido crecimiento y necesidades de recapitalización en segmentos del sector financiero”, resume.

El FMI arranca sus conclusiones calificando de “relevantes” las medidas adoptadas por España. Pero eso no ha permitido recuperar la confianza de los mercados, que sigue “débil”, y, por eso, pide una respuesta “ambiciosa” que mire a la vez a la consolidación fiscal, al saneamiento financiero y a las reformas estructurales para potenciar el crecimiento.

En opinión del FMI, el objetivo de reducción de déficit es “muy ambicioso” —pasar del 8,9% de 2011 al 5,3% a final de año y, por ahora, volver a bajarlo al 3% en 2013— y por eso cree que será difícil de alcanzar, sobre todo porque los ingresos serán más débiles de lo esperado y el plazo es corto (“en parte porque se retrasó el presupuesto”, reprocha) y no se puede fiar el ajuste solo a recortes de gasto que tardan en tener efecto. Y abre la puerta a un mayor plazo para reducir el déficit: “Dadas las débiles perspectivas de crecimiento, de no materializarse por completo el ajuste esperado, la corrección no debería concentrarse en un plazo de tiempo reducido”.

Los expertos del organismo insisten en que deben tomarse más medidas del lado de los ingresos y advierte de que “ninguna opción debe ser descartada”. Pide que se suban tanto el IVA como los impuestos especiales. Pero introduce una novedad al incorporar un tono de urgencia: “Estas medidas deberían tomarse ahora”.

Además, frente a la situación de 2011, el país está ahora bajo un programa de rescate de sus socios, que aunque esté destinado a sanear la banca, sitúa a España bajo una estricta vigilancia por parte de la troika (la UE, el BCE y el propio FMI, que pese a no dar ayuda financiera supervisará el proceso). Junto a ello, el Gobierno estará más presionado para adoptar las recomendaciones que lleguen desde las autoridades internacionales ante la más “mínima desviación” de las metas de déficit, tal y como indicó el Eurogrupo al anunciar la ayuda. A pesar del anuncio de apoyo financiero europeo, las condiciones de mercado siguen siendo débiles”

Informe del FMI
Sobre el rescate en sí, el Fondo considera que incluso si el coste llegara a alcanzar los 100.000 millones comprometidos, “seguiría siendo manejable desde el punto de vista de la sostenibilidad de la deuda, siempre que se lleve a cabo el ajuste fiscal previsto”.

El organismo considera que la desviación del déficit en 2011, debida sobre todo a las comunidades autónomas, socavó la credibilidad de España para alcanzar la consolidación fiscal y aumentó el ajuste necesario para 2012. El FMI cree que el impacto de la gran desviación (casi un 3% del PIB) se vio agravado por mantener el mensaje, hasta casi final de año, de que el déficit cumplía el objetivo, y por la falta de datos actualizados y fiables. En realidad, incluso mucho después del cierre del ejercicio, algunas comunidades (como Madrid o la Valenciana) desvelaron que su déficit era mayor que el inicialmente publicado.

El FMI ve “deseable” una reducción de las cotizaciones de la Seguridad Social, pero solo cuando el desfase presupuestario se sitúe por debajo del 3%. También pide que se suprima la deducción fiscal por vivienda que el Gobierno reintrodujo tras llegar al poder en diciembre y considera “fundamental” que no haya más amnistías fiscales o aumentos transitorios de tipos ya que las medidas deben ofrecer “ganancias permanentes”. En paralelo, señala que “debería protegerse el gasto en los más vulnerables”.

FUENTE: El País

FECHA DE PUBLICACIÓN: 16-06-2012

Servicios

Excelencia en el servicio y la satisfacción del cliente

Quiénes somos

Nuestros profesionales, mantienen una relación directa con sus clientes en todo momento.

Contacto

Yuste Assessors-especializado en el Asesoramiento integral a empresas

Copyright © Yuste Assessors | IndianWebs