El Ejecutivo no permitirá despidos a 20 días por pérdidas coyunturales

08
Ene, 2011

El pasado 29 de septiembre, CC OO y UGT convocaron un paro general por la aprobación de una reforma laboral que, a su juicio, asumía las tesis de la patronal y permitía despidos a 20 días por razones económicas. El Ejecutivo ya advirtió en esas fechas que el texto podría sufrir modificaciones durante la tramitación de los reglamentos y así se ha producido.

El Gobierno ha hecho un gesto a los sindicatos para rebajar la tensión y ha propuesto endurecer las causas del despido objetivo a 20 días. En concreto, el planteamiento inicial es que solo se puedan acoger a esa modalidad las compañías que puedan demostrar que las pérdidas económicas no sean coyunturales, sino prolongadas en el tiempo. Así consta en el borrador de real decreto sobre las causas de despido en los expedientes de regulación de empleo, al que ha tenido acceso CincoDías y que el Ejecutivo ha enviado ya a las centrales sindicales. Con este texto, Trabajo quiere asegurarse un mayor control sobre las empresas que opten por esa modalidad.

De esta manera, el empresario deberá acreditar mediante una memoria explicativa que dicha previsión de pérdidas puede afectar a la viabilidad de la empresa o a su capacidad de mantener el número de puestos de trabajo. Asimismo, tendrá que aportar los resultados completos de los dos últimos ejercicios (balance de situación, cuenta de pérdidas y ganancias, estado patrimonial, flujos de efectivo y memoria) debidamente auditados, así como las cuentas provisionales a la presentación de la solicitud. En el caso de que la firma solicitante forme parte de un grupo de empresas, deberán presentarse las cuentas consolidadas del grupo y en el caso de que no exista obligación de presentarlas «deberán acompañarse de las demás empresas del grupo».

Con este borrador, el Gobierno trata de aclarar la confusión creada con la redacción de la reforma laboral, en la que se consideraba que había causas económicas «cuando de los resultados de la empresa se desprende una situación económica negativa, como la existencia de pérdidas actuales o previstas, o la disminución persistente de su nivel de ingresos, que puedan afectar a su viabilidad o a su capacidad de mantener el volumen de empleo». Esa definición fue rechazada por los sindicatos que alegaban que era «un coladero» para que las empresas se acogieran a despidos de 20 días.

FUENTE: Cinco Días
Fecha de Publicación: 14-01-2011

Servicios

Excelencia en el servicio y la satisfacción del cliente

Quiénes somos

Nuestros profesionales, mantienen una relación directa con sus clientes en todo momento.

Contacto

Yuste Assessors-especializado en el Asesoramiento integral a empresas

Copyright © Yuste Assessors | IndianWebs