El desempleo, la angustia global

09
Mar, 2009

Crecen el miedo y la angustia en Europa con cada dato desolador de paro, una psicología que agrava el peligro de depresión. Hasta en Dublín, una ciudad optimista incluso antes de nacer el tigre celta,se palpa una angustia paralizante. «La psicología es muy mala; es puro miedo», dijo Macdara Doyle, de la central sindical irlandesa Congress. El desempleo se ha disparado del 4,5% al 10% en menos de un año.

En el Reino Unido, el factor miedo ya es oficial. «En la crisis económica más gente sufrirá angustia y depresión», advirtió ayer el secretario de Sanidad británico, Alan Johnson, tras anunciar que asignaría a 3.600 psicólogos a centros especiales de ayuda a «gente afectada psicológicamente por la recesión» (véase más información en la página 29 de la sección Tendencias).

Pero las recetas para el mercado de trabajo del nuevo informe de la OCDE Going for growth (marzo, 2009) parecen diseñadas expresamente para sembrar el terror y traumatizar al paciente. El informe advierte de que la crisis hace aún más urgente realizar recortes drásticos en los niveles de protección de empleo de trabajadores de contrato indefinido en una amplia gama de países, de España a Japón, pasando por Francia, Alemania y Portugal. Las indemnizaciones por despido han de ser recortadas en Francia y España. Dentro de la zona euro, sin opción a depreciar la divisa, la única vía para superar la recesión es recortar salarios.

Según el organismo que dirige José ÁngelGurría, hay que rebajar los salarios mínimos en Francia, Grecia y Luxemburgo; desmantelar la negociación colectiva en España, Finlandia, Italia, Bélgica y Austria, y eliminar las restricciones institucionales a la movilidad de trabajo en Suecia, Dinamarca, España y otros.

Pese a la ascendencia de la escuela de economía de comportamiento en la Administración de Barack Obama, con sus estrechos vínculos con la psicología y la sociología, los economistas de la OCDE y de los bancos centrales son de la vieja escuela científica.Jamás incorporarían a sus modelos el impacto económico del miedo escénico ni el impacto de la desregulación en las estructuras sociales. «Están poniendo pruebas muy duras para la cohesión social si siguen recomendando liberalización», asegura Wolfgang Streeck, del Instituto Max Planck de Colonia (Alemania).

Hasta Alemania – baluarte de las resistentes estructuras sociales europeas-se ha resentido de los últimos años de desregulación, dice Streeck, con recortes salariales que han forzado a cientos de miles de inactivos a incorporarse a la población activa, tal como pedía la OCDE. Según Streeck, ya hay «un número disparado de madres solteras que viven en la pobreza» en Alemania. Es un problema social muy familiar en EE. UU., Irlanda y el Reino Unido, los países predilectos del análisis laboral de la OCDE.

La vieja Alemania había protegido el empleo de cabezas de familia, discriminando a mujeres y jóvenes. Injusto, dice la OCDE. Pero en recesiones anteriores, el sistema de racionamiento del trabajo garantizaba cierta cohesión social distribuyendo el empleo entre familias. En el Reino Unido, en cambio, una de cada cinco familias carecía de asalariados y se produjeron niveles espantosos de pobreza infantil en familias monoparentales sin trabajo.

FUENTE: La Vanguardia
FECHA DE PUBLICACIÓN: 09 de marzo del 2009

Servicios

Excelencia en el servicio y la satisfacción del cliente

Quiénes somos

Nuestros profesionales, mantienen una relación directa con sus clientes en todo momento.

Contacto

Yuste Assessors-especializado en el Asesoramiento integral a empresas

Copyright © Yuste Assessors | IndianWebs